Sunday, April 15, 2018

HACE TANTO


Hace tanto que no me he pasado por este lugar.
Es casi como si no lo conociera, como si no fuera ya parte de mí y sin embargo soy yo a lo largo del tiempo.
Volví a mis sueños y no solo sino acompañado de otra caminante de la vida, de otra....compañera.
Si, volví a cometer errores, aciertos, sueños de dos en vez de uno, decepciones y alegrías, desayunos de besos y cenas de abstinencias
Creencias absurdas sobre lo que se debería hacer y pensar en un mundo que no piensa lo que hace y hace lo que ve, por moda, por inercia, vacíos, como cuencos preciosos por fuera y llenos de nada.

Volví a encontrarme conmigo mismo y a mirarme en una noche de lluvia paseando por la calle.
¿Tanto he cambiado que ya no escribo pero si vivo?
¿He logrado algo en todo este tiempo o me he apartado de mi camino para ver un sendero?

¿Seré más sabio o tal vez más necio?
Hace tanto que me pregunto de todo y nada a la vez porque no hay tiempo.
Tiempo....si ese tiempo que necesito para soñar y llorar y vivir y volar, ese tiempo que se destruye cada segundo pero que es apreciado eternamente.
Muchos lo contemplan solamente, otros lo lloran cuando aún ni ha pasado y tantos otros lo intentan frenar con estrepitoso fracaso.

Hace mucho que no venía por aquí y es por una simple razón, vivir. No vengo por aquí porque empecé a vivir, a sentir, a ser y a padecer mi ser y mi yo profundo, sin miramientos y sin restricciones, sin POSTUREO, sin descafeinar.
La razón por la que he vuelto....bueno, por nostalgia tal vez, pero sobre todo por lo que es...lo que es todo este lugar, mis inflexiones, mis momentos cruciales dónde he de hablar conmigo mismo a través de las palabras que, como un espejo, son las únicas que pueden reflejarme tal y como soy por dentro, por fuera ya me conozco, me soporto y hasta me quiero, por dentro es más complejo, mas...